AÚN NO HAS ABRAZADO A NADIE HOY?
A QUE ESTÁS ESPERANDO?

lunes, 3 de agosto de 2009

EL TRABAJO

Definitivamente no me gusta mi trabajo, tampoco es que lo odie, pero cuando una está de mal humor el domingo por la tarde porque al dia siguiente tiene que ir a trabajar, es porque no le gusta lo que hace, no?
No es el pero trabajo del mundo, ni mucho menos: el horario es un tanto raro pero a mi ve bien para "conciliar" la vida familiar (vaya nombre le han dado), el sueldo está bien, casi nunca veo a mis jefes directos y apenas hablo con ellos, y salvo las tareas fijas de final de mes, trimestre... el resto me lo puedo organizar un poco como quiera.
Aún y así, no estoy lo feliz que debiera, o sea que me lo tomo como eso, una manera de subsistir y poder cubrir los gastos y darme algún capricho, y intentar que el resto de mi vida, es decir, desde que acabo hasta que tengo que volver, rellenen mi YO, mi alma, mi... ya me entendéis.
Por suerte de momento lo consigo (me costó conseguirlo) y a dia de hoy puedo decir que a pesar de mi trabajo, y en parte gracias a él, soy feliz en la vida.

2 comentarios:

X dijo...

A mí me gustan tus horarios jajaja. Creo que tienes bastante razón en lo que dices, la gente no se pone de mal humor porque al día siguiente tenga que trabajar, se ponen de mal humor porque tienen que hacerlo en un trabajo que no les gusta. Y eso a la larga es matador, no puedes pasarte toda la semana pensando en el finde, eso nunca funciona. La clave es encontrar algo que te guste, o que no te disguste al menos. Es importante que trabajar no sea un suplicio, de lo contrario no te compensa ni todo el oro del mundo.

Vane dijo...

tengo que decir que a mi me pasa más o menos lo mismo, no es que esté mal, pero... no me gusta, no me llena, pero intento que eso no me amargue y el resto de mi vida me llene.
Besos